Reflexiones arquitectónicas: pasado y presente en el Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier, realizado con fachadas WICONA

El proyecto es una reflexión sobre la memoria: el paso del tiempo y la evolución de la arquitectura. La propuesta es una forma de intervención en un edificio del siglo XIX... las huellas del pasado están grabadas en los nuevos edificios, como un recuerdo de geometrías antiguas... Es una arquitectura inacabada que el tiempo terminará componiendo en el lugar...”.

Así describe VAILLO+IRIGARAY Architects el punto de partida de la intervención para la concepción del nuevo Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier, ubicado en Pamplona, finalista como mejor edificio sanitario de 2018, según ARCHDAILY y premiado como mejor “Rehabilitación y Restauración” en los Premios de Arquitectura del Colegio de Arquitectos Vasco Navarro 2019.

La propuesta mantiene y mejora los valores originales, basados en un edificio del siglo XIX conectado a través de una serie de pabellones y patios que generan una buena sintonía entre la arquitectura, la naturaleza y los pacientes. Así, el objetivo principal era el de mejorar el "espíritu higienista" y el "espíritu terapéutico" originales que favorecen la terapia ocupacional y las actividades diarias como elementos fundamentales de tratamiento para el buen cuidado de los pacientes.

Se ha creado así un híbrido entre edificios nuevos y antiguos, intentando aprovechar al máximo los valores existentes, además de complementar la estructura para acomodar las nuevas tendencias de atención médica y canalizar y asimilar las nuevas tecnologías.

Todo el edificio está construido en hormigón - fachadas y techos - por lo que toda la construcción actúa como una enorme viga. El hormigón se tiñe con el color del cemento que une las piedras y el ladrillo de los edificios antiguos. Las geometrías de los arcos de los edificios antiguos están grabadas en las nuevas fachadas, “como la memoria de lo que quedaba... Con el tiempo, el edificio se ennegrecerá y tomará la pátina de los edificios antiguos. Dependiendo de su orientación y vientos dominantes, y poco a poco el edificio se mezclará con los anteriores” describen los arquitectos.

Sistemas de aluminio WICONA, diseño y seguridad

La base del edificio o planta baja está realizado con muro cortina para proporcionar una sensación de desconexión o flotabilidad sobre el terreno. Para ello se eligió una solución de muro cortina all glass sin tapetas exteriores para tener mayor uniformidad. El sistema de fachada elegido ha sido WICTEC 50 SG de WICONA, que reúne las características solicitadas en el proyecto al tratarse de una fachada de vidrio con yaga cerrada y de altas prestaciones, capaz de incorporar vidrios de gran formato y ventanas de apertura exterior perfectamente integradas y ocultas dentro de la estructura portante. Para un mejor control del edificio las ventanas se han motorizado conectándose al sistema de gestión central. WICTEC 50 SG dispone además del certificado Cradle to Cradle Bronce.

Para los huecos practicables se ha empleado la ventana WICLINE 125, un cerramiento de doble hoja que incorpora sistemas de protección solar interior para requerimientos de alta atenuación acústica. Gracias a la doble hoja la protección solar, bien sea en forma de store o veneciana, queda protegida del clima exterior reduciendo la necesidad de mantenimiento. La cámara interior es registrable y se puede acceder a ella fácilmente. Esta doble configuración de hojas acristaladas permite llegar a coeficientes de transmisión térmica de ventana (Uw) de hasta 0,9 W/m2K y atenuación acústica de hasta Rw= 48 dB. En este proyecto, la ventana WICLINE 125 de gran formato se compone de 2 hojas, una de ellas acristalada incorporando protección solar y la otra panelada con revestimiento de aluminio y rellenos de aislante térmico.

En otras partes del edificio donde los requerimientos de aislamiento no eran tan elevados como en las habitaciones, se ha utilizado la ventana WICLINE 75 evo mediopunto fijas de WICONA. Esta serie destaca por su gran aislamiento térmico en un módulo reducido, pudiendo llegar a valores Passivhaus sin necesidad de incorporar elementos de relleno complementarios, todo gracias a su tecnología ETC Intelligence (patente exclusiva de WICONA), poliamidas bajo emisivas que reducen los coeficientes de transmisión térmica de marco (Uf) de los cerramientos. WICLINE 75 evo dispone del sello Cradle to Cradle Plata, además las poliamidas de este modelo de ventana son las únicas del mercado 100% recicladas con certificados que lo acreditan.

Proyecto: Centro Psicogeriátrico San Francisco Javier
Ubicación: Pamplona. España
Despacho de arquitectura: VAILLO+IRIGARAY ARCHITECTS
Arquitectos: Antonio Vaíllo, Juan Luis Irigaray, Daniel Galar, osecho Velaz.
Fachadista: VIFASA
Soluciones WICONA empleadas: WICTEC 50 SG, ventanas WICLINE 125 y, WICLINE 75 evo, mediopunto fijas.

Fotografía: Rubén Perez Bescós

Ventajas del sistema WICTEC 50 SG:

Certificación ETA (European Technical Approval): 12/0551
• Apariencia exterior uniforme, de aspecto vidrio.
• La estructura básica es la de la fachada WICTEC 50, con la misma tecnología de perfiles y sistemas de evacuación.
• Fácil montaje de los elementos de acristalamiento en obra, sin necesidad de herramientas complementarias.
• Instalación rápida y simple gracias a su sistema de fijación patentado
• Es combinable con sistema de tapetas.
• El sistema permite la incorporación del sistemas de ventanas WICLINE 90SG, en abertura paralela o italiana
• Certificación ISO 9001/2008

Especificaciones técnicas:

Ancho del sistema: perfiles de 50 mm
• Aislamiento térmico: Uf hasta 1,2 W/m2K
• Acristalamiento: hasta 64 mm (para vidrios de doble cámara)

Clasificación del sistema según la norma EN 13830:

Permeabilidad al aire: AE
• Estanqueidad: RE 750
• Resistencia a la carga de viento: ± 2.000 Pa , ± 3000 Pa
• Resistencia al impacto: E5 / I5

Este sitio web utiliza cookies. Para saber mais, confira nossa Política de privacidade