BILBAO ARENA, UN COMPLEJO DE BAJO CONSUMO ENERGÉTICO CON FACHADAS WICONA

El Polideportivo Bilbao Arena, realizado por los arquitectos Javier Pérez Uribarri y Nicolás Espinosa Barrientos, goza de una singular fachada diseñada como si de un árbol se tratase. Ubicado en el barrio bilbaíno de Miribilla, en un solar de mucho desnivel, ‐ 46 m de una esquina a otra, en apenas 200 m‐, el edificio de 30.808 m2 se erige con “pilares arborescentes que arriostran la estructura metálica en fachada y hojas de acero lacadas en varios colores, para construir un cierre permeable al aire que oculta todas las máquinas de climatización del recinto”, tal y como describen los arquitectos.

El Polideportivo Bilbao Arena, realizado por los arquitectos Javier Pérez Uribarri y Nicolás Espinosa Barrientos, goza de una singular fachada diseñada como si de un árbol se tratase. Ubicado en el barrio bilbaíno de Miribilla, en un solar de mucho desnivel, ‐ 46 m de una esquina a otra, en apenas 200 m‐, el edificio de 30.808 m2 se erige con “pilares arborescentes que arriostran la estructura metálica en fachada y hojas de acero lacadas en varios colores, para construir un cierre permeable al aire que oculta todas las máquinas de climatización del recinto”, tal y como describen los arquitectos.

Consta de dos volúmenes bien diferenciados. El primero, cuenta con una pista de baloncesto con aforo para 8.500 personas. El otro volumen, más pequeño, se ha diseñado como una roca, con paneles de hormigón texturados, donde se alojan escalonadamente gimnasios, piscina y aparcamiento. Está revestido interiormente con paneles verdes, color musgo, acordes con la masa arbórea que la rodea.

Orientada a tener un reducido consumo energético y dada la limitación del presupuesto, se ha creado una ingeniosa fachada para el Bilbao Arena, permeable en la zona de los pasillos y resuelta con una malla de acero galvanizado como las que se utilizan para contención de taludes en las carreteras. De este modo el espacio de circulación tiene un ambiente exterior que no precisa ventilación ni climatización y aumenta la seguridad en la evacuación en caso de incendio. Cuando el espectador abre la puerta del estadio ya está en la calle. Los pasillos, gracias a esta transversalidad y a la elevada cota del solar, son además un mirador a la ciudad.

El interior se ha revestido íntegramente con chapa minionda perforada, galvanizada o lacada, según la zona, y lana de roca. De esta manera, los arquitectos han diseñado un entorno antivandálico y con unas buenas prestaciones fono‐absorbentes que posibilitan una perfecta inteligibilidad de la megafonía.

En cuanto al polideportivo, dispone de piscina, gimnasios y oficinas de gestión del complejo. Para las divisiones entre las distintas áreas deportivas y la conexión de éstas con la piscina se ha empleado el sistema de muro cortina WICTEC 50 de Wicona. Este sistema ofrece infinidad de combinaciones y posibilidades tanto en fachadas stick con diferentes aspectos exteriores e interiores, como en fachadas modulares. Gracias a la creación de estas conexiones acristaladas entre los diferentes espacios los usuarios gozan de una visión completa del interior.

Cabe destacar también “el gran lucernario, ubicado en una esquina de la piscina, que introduce una luz natural que, al iluminar los paneles verdes, quiere recordar a la luz verdosa que vemos cuando buceamos en ríos o en pozas de cuevas. La cubierta del polideportivo, de esta roca, es vegetal, verde, una cubierta aljibe que almacena el agua de lluvia, que el sustrato vegetal recupera por capilaridad y que hace innecesario el riego”.

Otro de los aspectos a tener en cuenta acerca de la reutilización de los recursos energéticos planteados en este proyecto es el que se realiza con el agua de la piscina. La legislación vigente obliga a renovar en torno a un 5% del volumen total de agua al día, y, en lugar de desperdiciarla, ésta se almacena en el sótano, en un aljibe, y es empleada por los camiones que limpian las calles de Bilbao.

Proyecto: Bilbao Arena y polideportivo
Ubicación: Bilbao (España)
Arquitectos: IDOM
Socios Arquitectos responsables del proyecto: Javier Pérez Uribarri y Nicolás Espinosa Barrientos
Cliente: Azpiegiturak (Diputación Foral de Bizkaia)
Constructor: UTE POLIDEPORTIVO (CYCASA OHL)
Soluciones Wicona empleadas: WICTEC 50 Trama vertical
Fachadista: Fachadas singulares UXAMA
Fotografías: Jorge Allende © ACXT IDOM / Uxama

    Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, al continuar
con la navegacción entendemos que se acepta nuestra politica de cookies. Mas informacion